Bienvenido (a)... info: (+57)314 797 00 91 ­­

   
 
  Un buen momento

 Abril 20 de 2012
Un buen momento.

 

Todos los seres humanos vivimos confiados en esto, en un buen momento; pero ¿un buen momento para que?

 

Ayer me dirigía a la universidad, era un día lluvioso y frio; sentado en el último puesto de atrás miraba por la ventana, cuando a lo lejos vi a un caballero que caminaba algo raro; esto me dio curiosidad y al bus acercarse mas, notaba que lo que hacía que caminara diferente era que tenía pie equino varo, al ver esto me entristecí en gran manera, era un caballero de unos 40 años, el bus siguió de largo y la imagen del caballero estaba en mi mente; a los segundos cuando ya había pasado de largo, solo unas palabras en mi mente se repetían, “gracias Dios por tu misericordia porque  puedo caminar bien, gracias por tu amor”; ¿saben  por qué entristecido daba gracias a Dios? – lo hacía porque yo nací así, cuando mi madre me dio a luz también nací con ese problema, pero hoy ya hace casi 20 años me operaron y camino bien.

 

¿Por qué fue necesario ver esto para poder agradecerle a Dios?, a diario estamos acostumbrados a tener las cosas, a luchar por ellas y conseguirlas, pero olvidamos algo esencial, el agradecerle a Dios por lo que nos da, agradecerle  porque podemos caminar, hablar, oír, sentir; olvidamos agradecerle por el día nuevo, por los alimentos, pues esto se a convertido tan básico, que despertamos y el sol alumbra y el aire nos abriga, vemos y hacemos uso de las bendiciones del altísimo pero no le agradecemos y si lo hacemos es cuando estamos en apuros o cuando en efecto una experiencia nos confronta y nos dice “podrías estar mal pero Dios te ha ayudado”.

 

Amigos y amigas, cuando perdemos sensibilidad por lo que obtenemos, cuando la indiferencia nos abruma y cuando perdemos la facultad de sorprendernos, hacemos de nuestra vida algo monótono y aburrido, cuando no agradecemos a Dios por lo que nos da, vamos cuarteando esa relación con nuestro creador, cuando no  agradecemos a nuestro prójimo por los favores recibidos, vamos creando murallas en las relaciones interpersonales; por eso hoy te quiero decir que es un buen momento para agradecer, es un buen momento para pensar y hacer quizá una sumatoria de todas las cosas que Dios nos concede y darle gloria a él, de pensar en los favores que hemos recibido y agradecer a nuestro prójimo por la ayuda brindada en diferentes momentos; hoy es un buen momento para dejar a un lado la indiferencia y decir ¡GRACIAS DIOS POR TODO LO QUE SIN MERECERNOS, NOS DAS!

 

 

Por: Jabes Nahúm Parra Muñoz.





Comentarios hacia esta página:
Comentado por Adriana( ), 21-04-2012, 01:24 (UTC):
Hermosa reflexión amigo,créeme que yo también le doy gracias a Dios cuando veo uno que otro caso de personas con las cuales me siento relacionada donde a la final veo que yo estoy en una mejor ¨condición¨. A veces me olvido de dar gracias a Dios por todo lo que me da, pero llega ahí ¨el enviado¨ ( testimonios físicos de Dios) para que yo indirectamente recapacite y re-conmemore su buena voluntad para conmigo :) me sacaste lagrimita y todo jajajaja

Comentado por María( ), 21-04-2012, 00:05 (UTC):
Muy bueno



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Revista P&A
 
Publicidad
 
Buzón Teológico
 
Buzón Teológico 
(Clic)


Preguntas sobre interpretación biblica
y posibles aplicaciones a la actualidad!
Videos
 
Clic para ver
Video institucional
 
Visitas
 

Desde Marzo 13 de 2011
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
© Copyright 2012. Site Official www.TeologíaparaelCamino.org
<body> <iframe><noscript><xmp><pre></head></body> </html>