Bienvenido (a)... info: (+57)314 797 00 91 ­­

   
 
  La centralidad de las emociones
Diciembre 11 de 2012
LA CENTRALIDAD DE LAS EMOCIONES
Por: Jeannette Franco  
   (Teóloga y Administradora de empresas
 

Artículo publicado en la primer edición de la revista Punto & Aparte

Las emociones humanas juegan un papel muy importante en la vida de los seres humanos. Esto es natural, y a menudo completamente sano, pero algunas veces se dejan llevar por las emociones y hacen cosas que no deberían hacer. Las emociones pueden ser confusas, inciertas y aun peligrosas.
En la actualidad y desde hace unos años esta expresión emocional se ha convertido en algo preocupante, ya que si bien es cierto esta presente en todas las facetas de la vida de las personas que puede decirse sobre todo de su faceta religiosa?, cuando ésta última si que viene haciendo estragos en los últimos años, en donde la manipulación a través de los sentidos ha cobrado y sigue cobrando una fuerza desbordante.
Partiendo del hecho de que una de las características de la postmodernidad es el impulso desmedido de los sentimientos, es importante considerar las emociones en la religión, y tomar postura frente a algunas inquietudes acerca de la forma como las personas en ocasiones, usan o confían en sus emociones. Por "emociones", se entiende sentimientos, sensaciones, disposiciones y experiencias internas, tales como la excitación, la ira, el temor, la tristeza, el odio, etc.
Una de las principales características de la cultura postmoderna que se señaló en su momento, fue el auge del sentimiento frente al declive de la razón. Este fenómeno se ha extendido también en el ámbito de lo religioso. La fe emocional y ante-intelectualista parece alcanzar hoy su momento de máximo esplendor, como reacción pendular, contra los desencantos de la racionalidad
 
[1].
El Caudillismo: ¿Cómo diferenciar a una "oveja" que sigue al "Buen pastor" de un "borrego" que sigue al "lobo" sin saberlo?[2] Difícil tarea, ya que las diferencias entre una vida de santidad y compromiso con el Evangelio del Señor Jesús y el fanatismo, fariseísmo, legalismo o embobamiento religioso pueden ser muy tenues.
Son muchas las personas que aceptarán una iglesia, pastor, actividades, etc. si se "sienten bien", aquí no cuenta que tan preparados puedan estar sus líderes o que tan convincentes sean sus enseñanzas, lo que cuenta es que allí experimentan una carga emocional que los mantiene equilibrados.
Algunas personas han tenido una experiencia emocional que los convence que Dios los salvó. Quizás esto fue el resultado de escuchar una música intensa, con una predicación hipnótica manejada por un ser carismático que logra impactar con su tono de voz acelerando la circulación de la sangre de quienes podrían estar predispuestos para esta manipulación emocional. Y la enseñanza que reciben y con la cual lidiaran de ahí en adelante es “sentir al Espíritu Santo obrando en sus vidas".
Otra motivación para este tipo de manejos se da en aquellas personas que tienen una profunda necesidad emocional en su vida. Tal vez tengan una gran carga de pecado y quizás oraron a Dios por ayuda; quizás escucharon luego alguna enseñanza religiosa con características emocionales fuertes, con la cual dieron por hecho que es la respuesta de Dios a sus oraciones, de manera que siguieron la enseñanza y recibieron una profunda sensación de paz y entusiasmo y simplemente se "sintieron seguros" de que Dios los escuchó.
Ahora, la fe emocional necesita la experiencia de los demás, la emoción fraternal, el carisma del líder para estimular la expresividad de cada miembro de la comunidad, de ahí que si bien es cierto las emociones no deben ser puntos de apoyo definitivos frente a toma de decisiones o modelos de vida si son necesarias y sanas en la experiencia personal.  
Las emociones evidencian la espiritualidad: Muchos predicadores expresan a los creyentes que oren a Dios para que les diga lo que es correcto para hacer, y los llevan a esperar una respuesta en la forma de un sentimiento de entusiasmo, paz, convicción, etc. Si un sentimiento tal viene (como tales sentimientos hacen naturalmente a la mayoría de las personas en varias épocas), concluyen que Dios les está diciendo que el predicador era de Dios, que la iglesia es de Dios, etc. De modo que la creencia es aceptada sobre la base de los sentimientos
 
La fe emocional busca el momento efervescente, la pasión interna, el frenesí espiritual y todo aquello que puede abrir la puerta al sentimiento. Lo que no hace vibrar las cuerdas de la sensibilidad emocional no gusta porque no parece confirmar la experiencia religiosa[4].
Pero depositar la confianza en las emociones y tomarlas como la respuesta esperada a una oración específica, o como la forma correcta de adorar a Dios, o pensar que Dios se agrada y se manifiesta únicamente a través de las emociones es la más peligrosa enseñanza para un cristiano. Las emociones van y vienen y se manifiestan en todas las áreas.
La población actual vive constantemente asediada y es manipulada emocionalmente de una forma agresiva. Los medios de comunicación son el mejor vehículo y cumplen su trabajo a cabalidad. La prensa, radio, propagandas callejeras pero sobre todo el cine y la televisión logran un efecto manipulador a gran escala.
El mercado de las emociones: Algunos programas u organizaciones apelan a las emociones para conseguir dinero, otras para vender sus productos que en un buen número de casos se trata de cosas superfluas y hasta inservibles, pero que son tan bien vendidas que la gente en forma masiva sale a comprarlas. La globalización, el manejo virtual, los medios masivos de comunicación, entre muchas cosas de estas sociedades consumistas logran el efecto perfecto en un mundo cada vez más necesitado y en donde la gran mayoría son seres débiles e influenciables.
En el campo económico, político y religioso se encuentran personajes que mediante la estimulación emocional logran sus objetivos al subyugar y empoderarse de quienes son fácilmente manipulables, dada sus profundas necesidades existenciales, convirtiéndose éstas en el caldo de cultivo para esos grupos de poder.
 
Al mirar al interior del campo religioso se hallarán pastores y líderes que manipulan a sus congregaciones por medio de los sentimientos, bien sea para reprimirlos o para aprovecharse de ellos mediante las experiencias emocionales fuertes.  La Palabra de Dios no registra en ella ningún pasaje en donde se pueda leer que se puede confiar plenamente en los sentimientos, o que se pueda reposar una decisión trascendental en una experiencia emocional inducida.
Es más al revisar los testimonios de personas de diferente culto o ideología religiosa como por ejemplo los Mormones, los Pentecostales, los Católicos, los Bautistas, los Carismáticos, etc. todos hablarán de sus experiencias emocionales. Y no hay nada diferente en sus historias. La mayoría expresarán cómo oraron para saber lo que era correcto y luego tuvieron una experiencia que los llevó a sentir paz y seguridad de que ciertas creencias eran correctas.
¿Dios les asegura a todos ellos que están en lo correcto? Bueno, las experiencias emocionales no son iguales porque los sentimientos varían de una persona a otra, es más aun en la misma persona los sentimientos varían de tiempo en tiempo. De modo que dejarse guiar por los sentimientos como norma de respuesta o directriz de comportamiento es el peor consejo.
¿Qué hacer entonces? La Biblia instruye a controlar los sentimientos de manera que se obedezca a Dios independiente de cómo se pueda sentir respecto a ellos.
Específicamente, la Biblia advierte que los sentimientos y la solicitud del corazón podrían llevar al creyente a caer en la mayoría de las situaciones. Claramente enseña que no hay que fiarse de los sentidos y emociones porque son malos consejeros “Nada hay más engañoso como el corazón. No tiene remedio. ¿Quién puede comprenderlo?” (Jer. 17:9) .
La gente confunde a menudo los sentimientos emocionales con la verdadera disposición espiritual. Cuando logran emocionarse, se "sienten cercanos a Dios" y piensan que "sienten al Espíritu trabajando". Razón por la cual muchas iglesias apelan a esta clase de pensamiento por medio de planear actividades que atraen cantidad de personas por la excitación y estimulación emocional. Algunas personas únicamente asistirán a iglesias en donde ellos logren este "grado" emocional. Si esto no está presente, se irán.
La verdad es que las emociones no son ni buenas ni malas en sí mismas. Las emociones no fueron dadas al ser humano para guiarlo o revelarle lo que es bueno o malo. Es menester controlarlas, no permitir que ellas controlen. Son seguidoras, no líderes. Seguirlas a ellas es conseguir "ensillar el caballo antes de comprarlo". Creer que se puede hacer lo correcto por medio de orar por un sentimiento es pervertir el propósito de los sentimientos y darse espacio para caer en errores que podrían ser fatales en muchos casos. Sin embargo Dios enseña y desafía a aprender a manejar las emociones, a no reprimirlas.
Se puede concluir entonces que uno de los grandes desafíos es mantener un equilibrio a través de los cultos y programas como guías espirituales para la congregación, ya que hay la tendencia a la manipulación y a la represión emocional.
 
Pero el cristianismo no puede prescindir de su dimensión emocional y racional. La fe debiera ser, a la vez, intelectual y vivencial. El creyente no puede desprenderse del sentimiento ni de las emociones en su relación personal y comunitaria con Dios porque es un ser humano y fue diseñado así por el Creador.
De modo que las iglesias deben garantizar el desarrollo emocional, intelectual y espiritual de sus miembros. La iglesia está llamada a ser una comunidad sanadora que inspire a la reconciliación con Dios y su prójimo, facilitando la libre expresión cúltica motivada por el poder de Dios


[1] CRUZ, Antonio. Postmodernidad. Editorial Clie. 1996, pág. 172
[2] J.P.V.Iglesias Sectarias: una perspectiva cristiana. Artículo publicado en la página web
[3] PRATTE, Daniel. Las experiencias emocionales en la religión. Ensayo publicado en el 2002 en la página web www.thegospelway.com
[4] CRUZ, ibid. Pág. 172





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Revista P&A
 
Publicidad
 
Buzón Teológico
 
Buzón Teológico 
(Clic)


Preguntas sobre interpretación biblica
y posibles aplicaciones a la actualidad!
Videos
 
Clic para ver
Video institucional
 
Visitas
 

Desde Marzo 13 de 2011
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
© Copyright 2012. Site Official www.TeologíaparaelCamino.org
<body> <iframe><noscript><xmp><pre></head></body> </html>