Bienvenido (a)... info: (+57)314 797 00 91 ­­

   
 
  Donde esta mi Dios Omnipresente cuando mas lo necesito?

Septiembre 04 de 2011
¿Dónde está mi Dios Omnipresente cuando más lo necesito?

Basado en Salmo 22. Mateo 27. 45-51. Lucas 23.46
Quizá una de las formas de evadir nuestra triste realidad es aferrarnos al mundo positivo, -si, aquel mundo que le ve el lado amable a cualquier circunstancia, (cualquiera es cualquiera). Es aquel mundo que descubre desde el lado bueno a la diabetes de un joven de 20 años anonadado por insulina, hasta llegar a ver propósitos divinos al abuso continuo de un niño, en respuesta al supuesto amor de su padre, de su hermano, de su ‘’ser querido…’’  
Pero, ¿qué pasaría si ya se deja de evadir la triste realidad?, ¿qué pasaría si en vez de buscarle el lado bonito a las injusticias del supuesto destino, se le mira a los ojos para que sea ella la que evada nuestro euforia y rabia por no dejarnos morir?
Si hay un suceso en la historia que me llame la atención, es ver a Jesús como hombre clamando por la ausencia de su Dios; -siento felicidad de saber que no soy el único que lloro cuando Dios se entretiene mientras estoy acribillado por circunstancias que no entiendo por qué pasan.  Solo basta con leer un verso del suceso y vemos como su alma se esfuerza por asirse de Aquel a quien llama “Dios mío”, pero su Dios no le responde.   Claro, si notan el texto hace referencia a un salmo, y no es precisamente el salmo 91, que muy tiernamente exclama frases como: ‘’El te librara del lazo del cazador, de la peste destructora (ver 3) ’’ pero tampoco es el salmo que nos enseñan desde pequeños como el salmo 23 ‘’-El es nuestro pastor y  nada nos faltara’’ Se trata del salmo 22, que cantarlo en versión ranchera o popular seria propicia  para expresar tristeza y desespero: ‘’Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado?  Lejos estás para salvarme, lejos de mis palabras de lamento. Dios mío, clamo de día y no me respondes;   clamo de noche y no hallo reposo’’
Para el Sufriente de alma altamente sensible, este terrible desamparo debe haber sido una verdadera agonía. Y esto aun más en vista del hecho que sólo unas horas antes había dicho a sus discípulos: “He aquí la hora viene, y ha venido ya, en que seréis esparcidos cada uno por su lado, y me dejaréis solo; mas no estoy solo, porque el Padre está conmigo” (Jn. 16:32). Y un poco más tarde había añadido, en su emotiva y hermosa oración sumo sacerdotal: “Ahora, pues, Padre, glorifícame para contigo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese” (Jn. 17:5). Y ahora el Padre no responde, sino que lo deja en manos de sus adversarios.
Pero de todas estas ¿qué actitud tomo Jesús al experimentar este abandono? ¿Que se le debe decir aquellos que todo lo que tenían fue ahogado por las lluvias?, ¿qué decirle al niño cuando pregunta dónde estaba Dios en el momento del abuso? ¿Qué respuesta darle al joven con enfermedad terminal cuando Dios reparte milagros en el templo y no se fija en él? ¿Qué respuesta dar cuando se cuestiona de que si Dios es tan poderoso porque permitió esto y aquello?
Si seguimos leyendo el suceso, nos daremos cuenta de qué estaba hecho Jesús, y no solo de lo que estaba hecho, sino también del peso de sus enseñanzas, ahora no está Jesús sentado en un morro exponiendo su filosofía de vida, ahora sus palabras se materializan en sentimiento de esperanza. ‘’Entonces Jesús exclamó con fuerza: --¡Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu! Y al decir esto, expiró (Lc 23.46) ’’  Y ¿cómo en cual padre encomienda su espíritu si supuestamente no está? No está, pero existe, El es. Y es en El que a pesar que siente su abandono sigue aferrado no a un mundo positivo,  sino que reconoce lo que el salmo 22 continua diciendo ‘’pero tú eres santo, tú eres rey, ¡tú eres la alabanza de Israel! (ver 3)’’ , y no solo Jesús y David responden a la agonía y abandono, vemos también a un Job declarando masoquismo trascendente: ‘’aunque Él me matare en el esperare (Job 13 .15)’’ a Estos se les une el padre de la fe  -Abraham: ‘’creyó en esperanza contra esperanza (Rom. 4.18’’)
Es claro que la esperanza no está fundamentada en las promesas hechas realidades, sino que se fundamente en Dios, en Aquel que da las promesas. Tampoco se trata de poner la fe en hechos ya visible, se trata de colocar mi esperanza en la esperanza de Jesús
By: Jonathan Gutiérrez. 




Comentarios hacia esta página:
Comentado por Jabarsa( jabarsahotmail.com ), 06-09-2011, 18:56 (UTC):
Muy bien Jonathan, deberías acuñar el término "masoquismo trascendente" es un poco dura, pero expresa mucho lo que quieres decir, es una buena reflexión, gracias, felicitaciones.

Comentado por karito( ), 06-09-2011, 15:33 (UTC):
wauuuu!!!! me encanto...

Comentado por Jose Arias( josarilenggmail.com ), 06-09-2011, 14:55 (UTC):
Tratamos a menudo a Dios como nuestro siervo y como nuestro esclavo queriendo que sea el quien obre en nuestras vidas a nuestro antojo, que nos ayude cuando lo necesitamos, pero realmente le abandonamos en momentos de bonanza

Comentado por Jose Arias( jose06-01hotmail.com ), 06-09-2011, 14:48 (UTC):
Tratamos a menudo a Dios como nuestro siervo y como nuestro esclavo queriendo que sea el quien obre en nuestras vidas a nuestro antojo, que nos ayude cuando lo necesitamos, pero realmente le abandonamos en momentos de bonanza.

Comentado por Jose Arias( jose06-01hotmail.com ), 06-09-2011, 14:44 (UTC):
Job 2:10 manifiesta que de Dios debemos recibir cosas buenas y malas



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Revista P&A
 
Publicidad
 
Buzón Teológico
 
Buzón Teológico 
(Clic)


Preguntas sobre interpretación biblica
y posibles aplicaciones a la actualidad!
Videos
 
Clic para ver
Video institucional
 
Visitas
 

Desde Marzo 13 de 2011
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
© Copyright 2012. Site Official www.TeologíaparaelCamino.org
<body> <iframe><noscript><xmp><pre></head></body> </html>