Bienvenido (a)... info: (+57)314 797 00 91 ­­

   
 
  Adios 2011

Diciembre 31

¡Que alegría tan infinita!, ¿Por qué? –no se, pero todos presumen estar feliz para fin de año; la felicidad invade y la manifestamos con distintas formas de celebraciones; los mas rumberos y tradicionales, participan en fiestas hasta el amanecer, no olvidando el rito de la cena en familia, los mas “espirituales” dan la bienvenida al nuevo año orando o compartiendo en los templos, sin embargo no faltan los melancólicos y borrachos que solo se lamentan de sus desdichas en el año que termina.
La tradición invita a recibir el año positivamente, para lo cual hay innumerables formas de hacerlo, entre las cuales se destacan las uvas, las maletas, los colores y aun comidas especificas, para otros la mejor forma es recibir el año orando y pidiendo a Dios las bendiciones para lo que sigue, en lo cual manifiesto mi apoyo al hecho de recibir el año con buenos deseos y actitud positiva, aunque cada quien decide como aplica el factor positivo en su celebración.
Ya quizá asociaste las anteriores palabras con prácticas colectivas, pero en lo personal hay mucho en común entre los individuos en estas fechas.
Solemos lamentarnos por lo que no alcanzamos, llorar por los fracasos, entristecernos por la terminación de proyectos, ponernos nostálgicos por amores perdidos, en fin, nos complacemos mas en enumerar nuestras debilidades, fracasos y desdichas, pero no optamos por hacer memoria de nuestros triunfos, de nuestros logros y mucho menos nuestros avances en los proyectos que tenemos a mediano y largo plazo, el ser humano es mal agradecido con lo que tiene, es mal agradecido con lo que logra, y mas aun ignorante de la grandeza de Dios y la misericordia que tiene con estos débiles humanos, los cuales se complacen en hacer alarde de lo dura que es la vida y lo cruel que fue el año, dejando a un lado el hecho de terminar con vida y/o  gozar de buena o parcializada salud.
Estimado lector, si en este año sucedieron  cosas negativas en tu vida, acontecimientos que te amargan el presente y te hacen temer por tu futuro, es momento de meditar en lo siguiente: “Somos mas padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado”; eres padre de tu 2012 y no hijo del terminado 2011, cambia y mejora actitudes y este año te llenará de bienes y satisfacciones.  
 Por: Jabes Nahúm




Comentarios hacia esta página:
Comentado por liliana( berlidusihotmail.es ), 01-01-2012, 22:32 (UTC):
Bendiciones,,,,,, esta super buena,,,,,,, y tiene toda la razon,,,

Comentado por n.n( ), 01-01-2012, 02:09 (UTC):
interesante . me gustó



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Revista P&A
 
Publicidad
 
Buzón Teológico
 
Buzón Teológico 
(Clic)


Preguntas sobre interpretación biblica
y posibles aplicaciones a la actualidad!
Videos
 
Clic para ver
Video institucional
 
Visitas
 

Desde Marzo 13 de 2011
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
© Copyright 2012. Site Official www.TeologíaparaelCamino.org
<body> <iframe><noscript><xmp><pre></head></body> </html>