Bienvenido (a)... info: (+57)314 797 00 91 ­­

   
 
  La bendita “caja del diablo”

Septiembre 16 de 2011
La bendita “caja del diablo”

Para quien no conoce la expresión, hablamos de la televisión, y es que, ¿qué otra caja del diablo existe? Es una cosa bestial esta de la televisión robándose la mente de todo el mundo. Antes las personas cuando menos, a falta de televisión tenían que hacer una de dos: o pensaban o leían las novelas, ahora no, ahora todo está allá y la creatividad no tiene que hacer mayor cosa; tal es el punto de nuestra falta de innovación.
 
Tal “electrodiabléstico” se ha vuelto una total necesidad en los hogares de Colombia y se encuentra como lo primero a comprar en cualquier hogar. De hecho, a mi experiencia, he visto hogares sin nevera, sin algunas cuantas ollas, pero eso sí, tienen televisión y el cable extra que hay que pagar para tener canales para ver, porque ya ni con la antenita en “V” vienen. ¡Uno se desespera si no hay televisor! O fíjate cuando estás viendo un canal, en el que, oh! Adivino, repetías una película que estás canso de ver pero que cada vez que la pasan tienes que repetirla… y puf! Se fue la señal… La siguiente es la acción a tomar:
 
1.      Agotar posibilidades, no puede ser que se fuera la señal, algo tiene que andar mal con el cable, tienes que intentar como tres mil veces conectar y desconectar, mover el cable a ciertas posiciones, etc.
2.      Ya enojado y desesperado, apagar el televisor y prenderlo cada cinco minutos a ver si ya llegó la señal. O bien, puedes simplemente dejarlo prendido porque tienes grandes ansias que la señal llegue. ¿Abrir la puerta constantemente a ver si llega el Maestro? ¡Qué va! La señal se fue!!!
3.      De repente descubres que no habías comprado: Juegos de mesa, libros, radio, ni nada más que te entretuviera aparte de la tele, tal es la confianza que depositas en dicho aparato.
 
Este aparato que se ve tan inofensivo e importante en casa es el principal vector de esclavitud para la mente de un ser humano. Fíjate lo poderoso que es, si aparece una propaganda con un nuevo producto, al otro día, dale por hecho que te encontrarás con tus amigos hablando del tema y todos buscando probar el producto porque se vuelve parte de los temas de conversación a tener. Si se estrena una novela, debes verla por cuestión no solo de interés sino social. ¿Qué decir del partido o campeonato? Familias enteras prefieren ver juntos el reality o la novela que verse los rostros y charlar en el comedor o la sala, de hecho, ¡ya hay televisor en el comedor! Y si no es tu caso, tal vez seas de los que corren al cuarto a comer en la cama donde está el televisor de papá y mamá… qué se yo, hay tantas posibilidades para la caja del diablo…
 
Compras lo que te dicen que compres, crees lo que las noticias de la televisión te dice que creas, comes lo que dicen que debes comer, piensas exactamente lo que dicen que debes pensar. Si ellos ridiculizan a la religión, a ti te da vergüenza decir en la universidad que eres evangélico porque todos ven Dr House o Bones y sus protagonistas te dicen: “ser inteligente es no creer en Dios”. ¿Cuántas cosas de las que comes no las ves a diario en la televisión? ¿No es ahí donde te enseñaron que ser bella era tener el cuerpo de esas anoréxicas modelos? ¿o que ser mujer significa verse bien para un hombre? ¿No es ahí donde te dijeron que ser hombre significa tener chicas a granel? ¿No es donde te dicen que debes portarte de tal o cual manera dependiendo del producto que salga? ¡Promueven tu promiscuidad para que compres condones y drogas para esas enfermedades consecuencia de ello! ¿Por qué más promover el sexo libre si no es porque es un gran mercado? ¿Por qué más promover el tabaco pese a que dicen que es nocivo para la salud? ¿Por qué decirte que emborracharte es la única manera de hacer amigos? Ahora, si no hay poker… bueno, ¿no hay amigos? ¡Qué tontería!
 
Me permito recordarles mis queridos hermanos en la fe, que conocemos la verdad: Cristo. ¿No deberíamos ser libres? ¿No deberíamos poder darnos cuenta de esta parte negativa de la televisión y tener control sobre ella?
 
No te digo que ver tele esté mal y te irás al infierno por ello, solo te digo: ¡EN NOMBRE DE DIOS CONTROLATE! Tienes el “control” de la tele en la mano derecha todo el tiempo, ¿pero ella te controla a ti?
 
Por: Carlos Fernández Cuervo




Comentarios hacia esta página:
Comentado por janz( ), 17-09-2011, 02:17 (UTC):
Cristianos con HBO jeje



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Revista P&A
 
Publicidad
 
Buzón Teológico
 
Buzón Teológico 
(Clic)


Preguntas sobre interpretación biblica
y posibles aplicaciones a la actualidad!
Videos
 
Clic para ver
Video institucional
 
Visitas
 

Desde Marzo 13 de 2011
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
© Copyright 2012. Site Official www.TeologíaparaelCamino.org
<body> <iframe><noscript><xmp><pre></head></body> </html>