Bienvenido (a)... info: (+57)314 797 00 91 ­­

   
 
  A proposito de navidad

Diciembre 24 de 2012
A PROPÓSITO DE LA NAVIDAD

Por: Th Daniel Tapiero.

Sin duda alguna el nacimiento de Jesucristo fue un hecho maravilloso que importó a muy pocas personas en su momento, el relato bíblico nos menciona a unos pastores y a unos magos solamente. Las gentes en sus casas seguían viviendo de manera normal, preocupados por sus asuntos como si fuese cualquier otro día. ¡Ah! se me olvidaba mencionar a otro personaje que se preocupó por el nacimiento de Jesucristo y no precisamente porque estuviera muy interesado en él, sino porque vio amenazado su poder. Este personaje preocupado fue el rey Herodes que, al conocer la noticia, mandó a matar a todos los niños menores de dos años; tal como hizo el faraón cuando nació el profeta Moisés.

Esta relación entre Moisés y Jesús no es en vano. Recordemos que Moisés liberó al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto y Jesús liberó a la humanidad de la esclavitud del pecado, o por lo menos esa fue la intención. El primer acto de liberación se celebró con la institución de una fiesta llamada “La Pascua”, fiesta que se celebraba anualmente y se hacía alrededor del mes de Abril, según nuestro calendario solar. El segundo acto de liberación se celebró con la resignificación de la Pascua y la institución de la Santa Cena (donde se comparte el pan y el vino); acto conmemorativo que se celebra cada domingo, cada mes, cada trimestre, cada semestre o cada año, según las diferentes costumbres de las iglesias.

Pero esas celebraciones se hicieron para conmemorar el cumplimiento de la misión de Moisés y Jesús respectivamente, sin embargo, el nacimiento de Jesucristo siguió siendo desapercibido y sin importancia durante mucho tiempo. ¿Y por qué habría de tener importancia? Porque es el acto de encarnación de Dios, es el momento en que Dios se hizo humano, es el momento más grande de despojo del Todopoderoso, es el acto de humildad más impresionante.

Por esta razón, los cristianos del Siglo III y IV d.C. con ánimo de celebrar ese hecho majestuoso, decidieron conmemorar el nacimiento de Jesús el Cristo resignificando una fiesta pagana de exaltación al sol en el solsticio de invierno. Esta resignificación adquiere sentido cuando se analiza que Jesús no quiso romper de ipso facto con las costumbres y tradiciones de los pueblos, sino que quise atribuirles un nuevo significado y sentido. Sin embargo, esta resignificación con el paso del tiempo ha perdido sentido y la fiesta conmemorativa del nacimiento de Jesús ha pasado a ser un momento de farra y desfachatez, promovido por las empresas que necesitan vender y vender. Es así que de la celebración del nacimiento de Jesucristo entre familia, se ha pasado al derroche de dinero dando regalos y las vergüenzas de las borracheras.

Es bueno reflexionar lo que celebras y cómo lo celebras, para darte cuenta de si en realidad estás acorde a la celebración de la Navidad (Nacimiento) o estás utilizando estas fechas como pretexto para derrochar y embriagarte. ¿Estás viviendo y celebrando la libertad o el libertinaje?

 

 





Comentarios hacia esta página:
Comentado por Carlos Fernández( ), 25-12-2012, 14:43 (UTC):
¡Usaste una expresión en latín! este teofilósofo ha crecido... iré a sacrificar un cordero por ello! xD



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Revista P&A
 
Publicidad
 
Buzón Teológico
 
Buzón Teológico 
(Clic)


Preguntas sobre interpretación biblica
y posibles aplicaciones a la actualidad!
Videos
 
Clic para ver
Video institucional
 
Visitas
 

Desde Marzo 13 de 2011
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
© Copyright 2012. Site Official www.TeologíaparaelCamino.org
<body> <iframe><noscript><xmp><pre></head></body> </html>